¿Te casas? ¡Enhorabuena! No hay nada más bonito que celebrar el amor organizando una fiesta y rodearte de los tuyos, ¿no te parece? Hay muchas maneras de organizar una boda  y conseguir que esta tenga la esencia que vosotros queréis: una ceremonia tradicional, una que sea más rústica, una boda divertida, una que sea diferente…

Si estás pensando en cómo organizar una boda de manera original, ¡estás en el lugar correcto! En el post de hoy de Cambalia vamos a hablarte de uno de los elementos principales de cualquier tipo de enlace matrimonial y que, si quieres, puedes lograr que sea totalmente innovador: las invitaciones de boda.

Cómo hacer invitaciones de boda diferentes

Para lograr que tu boda sea única y diferente al resto puedes tener en consideración diferentes aspectos para decorar este gran día como, por ejemplo, incluir letreros para bodas, optar por una decoración personalizada para bodas, sorprender con vestidos diferentes a lo que marca la tradición, etcétera.

Pero, además de todo ello, las invitaciones también resultan importantes para comenzar, de forma previa, a presentar lo que será uno de los mejores días de vuestra vida. Ten en cuenta que, lo primero que reciben los invitados sobre tu boda son, precisamente, las invitaciones, por tanto, si quieres ofrecer una ceremonia diferente y original, entregar invitaciones peculiares es un gran acierto. A continuación te damos algunas ideas.

Invitaciones en forma d

e musical

Una de las formas más divertidas de notificar a tus invitados del día de tu boda es preparando un videoclip musical con tu pareja en el que cantéis una canción compuesta de la información práctica de la boda y demás guiños humorísticos.

ESTO TAMBIÉN MOLA
Invitaciones de boda informales

Así, a ritmo de temazos como “La bamba” o “Bomba” podéis decirles a vuestros invitados el día, hora y lugar de la boda de un modo muy, pero que muy, especial. ¿Os atrevéis?

Invitaciones hechas a mano

Si quieres organizar una boda que sea más íntima y romántica puedes apostar por la moda del “do it yourself”, es decir, “hazlo tú mismo”. Crear invitaciones de forma manual es algo que actualmente está muy en boga pues le aporta calidez y personalidad a vuestro enlace. Podéis escribirlas a mano e incluir una foto vuestra con los invitados en cuestión a los que le estáis mandando la invitación. ¡Alucinarán! Eso sí: esta idea no es apta para los bodorrios que tienen más de 200 invitados.

Invitaciones a modo de gymkhana

Si quieres sorprender, de verdad, a los invitados de tu boda puedes preparar unas invitaciones que sean, a la vez, un juego de pistas. Es decir, en lugar de entregar directamente las invitaciones puedes enviar un mensaje a los invitados diciendo que, para poder encontrarlas tendrán que acudir a un sitio concreto; ahí puedes poner otra pista que les conduzca a otro lugar y a otro hasta que, por fin, encuentren las invitaciones. Para que esto sea más sencillo de llevar a cabo, lo mejor es que lo hagas cuando te reúnas con tus amigos o familiares y, ahí, aprovechar para colocar las pistas en la casa o restaurante donde os encontréis.

Y si necesitas más inspiración no te pierdas estas ideas para decorar una boda de manera original.