¿Alguna de tus amigas está embarazada? Entonces es el momento de que le organices un Baby Shower o, en castellano, una fiesta de bienvenida al bebé. Se trata de una celebración muy emotiva en la que los familiares y las amigas de la futura mamá se reúnen para festejar este acontecimiento tan importante y, además, darle regalos al bebé que está por llegar.

Las fiestas «Baby Shower» son originarias de Estados Unidos y Latinoamérica y sobre todo se organizan cuando una mujer va a tener a su primer hijo. Es una tradición popular que cada vez se esté poniendo más de moda en nuestro país y, por este motivo, muchos grupos de amigas pueden preguntarse qué aspectos deben tenerse en cuenta para la celebración de este tipo de evento.

En el post de hoy vamos a descubrirte cómo organizar un Baby Shower o una fiesta de bienvenida al bebé explicándote aquellos elementos indispensables para que esta celebración sea todo un éxito.

carteles-decorativos-de-madera-baby-shower

Quién organiza un Baby Shower

Una de las dudas que más rápidamente te pueden venir a la mente es sobre la persona que debe encargarse de organizar este tipo de evento. A diferencia de las despedidas de soltera, que pueden estar gestionadas tanto por familiares como por amigos, las Baby Shower son fiestas que únicamente organizan las amigas, compañeras de trabajo, etcétera; el motivo es que si la organiza un familiar puede parecer que el objetivo es pedir regalos al entorno y el motivo de la reunión no se centra exclusivamente en ello.

Este tipo de fiesta está pensada para dar la bienvenida al futuro bebé y hacerle una fiesta a la madre, en homenaje de la nueva vida que está a punto de comenzar. En España lo celebrábamos todo lo relacionado con una pareja: la despedida de la soltería, el enlace matrimonial, las Bodas de Plata, de Oro, etcétera, pero ¿el embarazo? Pues ahora hay una nueva tradición americana que está calando muy fuerte y que consiste en reunir a tus amigas y familiares para, entre todas, celebrar este momento tan importante en la vida de una pareja y, por supuesto, de una mujer.

La diferencia principal es que en las Baby Shower los protagonistas son la mamá y el bebé y, por ello, todos los regalos que se realicen estarán pensados para que el pequeño o pequeña tengan la ropa y los accesorios que necesite durante sus primeros momentos en la vida.

Una Baby Shower temática

Aunque por lo general este tipo de fiestas no tienen por qué ser temáticas, lo cierto es que cada vez más mujeres apuestan por incluir algún elemento diferencial que haga que el evento sea más divertido, original y único. Debes pensar que, por lo general, estas fiestas ya están tematizadas en el motivo infantil y, por ello, suelen presentar decoraciones o colores muy aniñados para darle ese toque tan personalizado. Sin embargo, puedes conseguir que la tarde sea aún más única y, por ejemplo, si sabes que tu mejor amiga es una fanática de Frozen, incorpora elementos decorativos de esta película o, también, puedes comprarle un simpático disfraz para que se divierta.

Lo ideal es que viajes a la infancia de tu amiga para adivinar a qué le gustaba jugar o cuál era su película favorita de entonces. Será brutal si te coordinas con su madre para que, por ejemplo, pueda traer fotografías de cuando ella era pequeña o juguetes con los que se lo pasaba horas y más horas jugando. Puede ser un detalle de lo más emotivo que seguro que le encantará.

La decoración en un Baby Shower

Otro de los elementos imprescindibles a la hora de pensar en la organización de un Baby Shower es el aspecto decorativo. Darle un toque único y especial al espacio en el que realicéis el encuentro es importante para que sea acogedor y personalizado. Una buena idea es que, por ejemplo, hagas tus propios adornos con fotografías, frases o recuerdos que tengas con tu amiga; estos adornos pueden ser de muchos tipos, desde lienzos con fotografías o montajes hechos por ti hasta objetos de decoración de madera para bebés que incluyan motivos infantiles y que le darán ese toque aniñado y tan adecuado para este acontecimiento.

Si prefieres llenar el espacio con carteles emotivos que le recuerden a tu amiga el paso tan importante que va hacer y lo mucho que la quieres, puedes optar por carteles de madera que son 100% personalizables y que te permitirán poner el mensaje o frase de ánimo que prefieras: alguna más sensible, otra más simpática, alguna broma… Seguro que le producirá una enorme sonrisa cuando vea el detalle que has tenido 🙂

La serigrafía en madera te permitirá poner mensajes, dibujos y elementos decorativos en el rótulo que quieras que cuelgue de la pared y que os recuerde a todas las presentes el momento tan importante que estáis celebrando.

Dependiendo del espacio en el que se celebre esta fiesta de bienvenida al bebé podrás optar por un tipo de decoración u otra pero, eso sí, no te olvides de este aspecto porque es uno de los más característicos de este tipo de reunión.

carteles de madera decorativos para bebés

La comida tampoco puede faltar en este día tan importante, por tanto, puedes organizarte con el resto de invitadas para que entre todas hagáis un pica-pica casero o, si no te apetece cocinar, podéis contratar un servicio de catering. Sobre todo: ¡el pastel de pañales no puede faltar! Es uno de los elementos más tradicionales de esta fiesta y a tu amiga le emocionará.