Ya os hablamos del uso de las ventanas de color madera para dar calidad a nuestro hogar. Hoy os traemos otro sistema muy interesante para dar vida a un espacio, el uso de los vidrios lacados en color. Este tipo de materiales reciben un tratamiento diferente a los vidrios comunes, lo cual les permite tener colores llamativos que los hacen resaltar.

Son utilizados mayormente en el sector de la decoración de interiores y exteriores, ya que se incorporan en puertas corredizas o fijas, expositores, estantes e incluso mesas. Sumado a eso, pueden formar parte de un revestimiento mural en restaurantes, oficinas o tiendas.

Aparte, pueden colocarse en otras áreas en las que generalmente no se les presta mucha atención, como el caso de los baños. En este sentido, la incorporación de vidrios lacados en color son un plus decorativo.

¿Qué es el vidrio lacado?

De forma simple, se puede decir que el vidrio lacado o vidrio esmaltado (cuando viene vitrificado) es una lámina de vidrio que cuenta con un recubrimiento de laca en una de sus caras.

Cabe destacar, que la cara pintada queda ubicada pegada a la pared o al revestimiento de muebles, lo cual crea el efecto de un vidrio coloreado que mantiene tanto su brillo como su transparencia hacia el frente.

Esto quiere decir, que la capa del lacado siempre irá en el lado que se pega a la estructura. Dicho material está especialmente diseñado para ser resistente a la humedad, lo cual hace que tenga mayor durabilidad.

Es un elemento decorativo muy interesante, ya que refleja gran parte de la luz que absorbe. Gracias a eso, actúa como un espejo que permite crear la ilusión de espacios mucho más amplios de lo que realmente son, y mucho más luminosos a pesar de incluir color.

¿Cómo se instala un vidrio lacado?

Con respecto a su instalación, varía de acuerdo a la técnica que prefiera usar la persona. Por ejemplo, puede colocarse con siliconas especiales, adhesivos similares a los que se utilizan en la instalación de baldosas de cerámica, o también se utilizan los adhesivos de doble cara.

En algunos casos, los fabricantes de este tipo de materiales le aportan extra seguridad a través de la aplicación de una delgada capa de propileno en el lado opuesto. De esta forma, dicha capa puede resistir los restos de vidrio en caso de accidentes.

Características del vidrio lacado de color

Como mencionamos anteriormente, los vidrios lacados cuentan con una serie de características que lo convierten en el aliado perfecto para cualquier espacio que desees decorar, sin hacer distinción entre interiores o exteriores. En este sentido, algunos de los principales detalles distintivos que tiene este material son:

  • Permite dar vida a diferentes espacios.
  • Puede utilizarse en interiores o exteriores.
  • Ayuda a que un área se vea más amplia de lo que realmente es.
  • Es fácil de limpiar.
  • Su aplicación es muy sencilla.

Si lo que quieres es modernizar toda una habitación, sin lugar a dudas la implementación de los vidrios lacados será perfecto para ti. Pero recuerda que, dependiendo de la empresa con la que trabajes, podrás optar por distintas tonalidades de color.