Elaborar mobiliario con materiales que han tenido otra vida y que ya no sirven para sus funciones iniciales puede ser muy reconfortante y, además, realmente ecológico. Tiene diversas ventajas, ya que con esto podrás ahorrar dinero, diseñar o decorar a tu manera y generar menos deshechos. Aprende cómo hacer estanterías y cajones con cajas de madera ¡los resultados te sorprenderán!

Consejos para hacer estanterías y cajones con cajas de madera

Lo cierto es que se pueden realizar diferentes muebles de madera reciclada o estructuras con materiales que han sido rescatados de un final menos agradable, como las cajas de manera. Estas últimas se pueden reutilizar e incluso comprar en muchos sitios diferentes.

Las estanterías con cajas de madera

Con estas cajas de madera recicladas o nuevas se pueden hacer excelentes estanterías modulares, que pueden encajar en cualquier rincón del hogar y prestar un excelente servicio. Su punto más positivo es que pueden crecer o modificar su forma según las necesidades de cada momento.

Para ello van a funcionar cajas de madera de todos los tipos e incluso de tamaños diferentes, cajas de fruta o cajones viejos. Solo tendrás que apilarlos de una forma divertida con la parte del hueco hacia fuera y el “culo” de las cajas contra la pared, adecuando la disposición al espacio.

Si quieres dar un toque personal podrás hacer diferentes decoraciones con cajas de madera usando colores, pegatinas o dibujos. Para asegurarlas lo ideal es sujetarlas unas con otras con tornillos. No es algo demasiado laborioso y será una estantería bastante más segura. Úsala para colocarla en el salón para guardar los libros, en las habitaciones para los complementos de ropa o en el comedor para poner algunos utensilios de cocina.

ESTO TAMBIÉN MOLA
Ideas de mobiliario reciclado con palets de madera

Aquí te dejamos un vídeo con las instrucciones para hacer una estantería con cajas de madera:

Cajones y carritos con cajas de madera

Más allá de las estanterías, reciclando las cajas de madera también se pueden elaborar otro tipo de muebles muy resueltos. Como la forma de las cajas ya es de por sí como las de los cajones, solo tendrás que encontrar (o crear) una estructura con el tamaño suficiente para meter las cajas boca arriba e introducir un raíl para deslizarlas, que se puede comprar un cualquier ferretería o tienda especializada.

Si lo que quieres es elaborar algo que no ocupe espacio y resulte práctico, puedes elaborar un carrito con las cajas de madera. Esto te va a permitir guardarlo en cualquier rincón, como debajo de la cama, y desplazarlo por la casa siempre que lo necesites. Para ello solo tendrás que atornillar cuatro ruedas pequeñas: una en cada esquina de la caja. Después, puedes incluir una cuerda con a que te resulte sencillo tirar del carrito y moverlo a tu gusto.

La última utilidad de las cajas de madera para transformarlas y decorar tu casa puede ser crear macetas con ellas y cultivar tus plantas favoritas en su interior. Recuerda que en todos los casos tendrás la posibilidad de pintarlas de colores a tu gusto y personalizar los muebles. Si prefieres dejarlas en color de madera, también es buena idea añadir un barniz para proteger el material.